junio 12, 2021

5 consejos para una experiencia digital más humana

Cuando se cancelan reuniones, conferencias, eventos, clases y talleres, es hora de dar un paso atrás y reflexionar sobre algunas cuestiones fundamentales. Por ejemplo: si estamos diseñando para una clase de formación cancelada, ¿Cuál era el propósito de esa clase? Es probable que se trate de una combinación de aprendizaje de cosas nuevas, de conexión con personas de ideas afines y de intercambio de conocimientos de forma sostenible y referenciable.

Así que, teniendo en cuenta este propósito, ¿Cómo podemos diseñar una experiencia virtual que se adapte mejor a estos objetivos de forma centrada en el ser humano? ¿Qué tecnologías se diseñaron para promover el aprendizaje de cosas nuevas, la conexión y el intercambio de una manera más sostenible? ¿Qué tecnologías se diseñaron basándose en la ciencia del aprendizaje y cuáles ayudan a desarrollar las habilidades del siglo XXI?

Cuando adoptamos un enfoque basado en la tecnología en los medios online, a menudo pasamos por alto los sutiles matices de la poderosa experiencia humana. Por ejemplo, las videoconferencias, que ahora son una parte fundamental de nuestro trabajo diario. El propósito de la videoconferencia es charlar y reunirse virtualmente.

No se diseñó para experiencias de aprendizaje estructuradas y secuenciales, ya que el aprendizaje requiere reflexión, aplicación y puesta en común. No se puede conectar con las personas que participan en la teleconferencia o en el seminario web después del mismo, ni tampoco seguir las conversaciones una vez finalizada la llamada.

La videoconferencia es útil para mantener conversaciones virtuales a una hora predeterminada de forma sincrónica. No está diseñada idealmente para las comunicaciones asíncronas; por ejemplo, ver seminarios web grabados de 60 minutos no suele ser agradable ni interactivo.

Entonces, ¿Qué se necesita para unir los puntos que permitan a los participantes tener una experiencia integrada -tanto sincrónica como asincrónica- que se alinee mejor con la forma en que los seres humanos se involucran y conectan naturalmente entre sí? He aquí cinco consejos para redefinir la forma en que usamos lo digital de manera socialmente conectada.

  1. Conecte las distintas experiencias en una experiencia integrada e intente minimizar los saltos de la gente de una plataforma a otra. Ayudando a conectar los seminarios web a los eventos virtuales a los cursos en línea a los talleres virtuales, todo en una plataforma integrada para que la experiencia del individuo sea digitalizada, capturada en un lugar y fácilmente referenciable en el futuro.
  2. Fomentar la creación de relaciones y la conexión con los compañeros de clase incorporando conversaciones en el contexto del contenido y fomentando el intercambio y el diálogo. Las conexiones sociales son fundamentales ahora más que nunca con la separación física.
  3. Crear un entorno inclusivo en el que todos puedan participar. El poder de la tecnología es que, si se utiliza correctamente, se puede invitar a todos a compartir sus puntos de vista digitalmente de una manera que ni siquiera se puede hacer cara a cara dado el tiempo limitado.
  4. Diseñe el contenido de forma ágil. Puede que no sea perfecto a la primera. Deje espacio para la creación rápida y la iteración. Busque herramientas de autoría que sean fáciles de usar y flexibles. Para facilitar aún más la creación de contenidos, lanzamos una herramienta de autoría móvil para complementar la autoría basada en la web, que ahora permite a cualquier persona crear contenidos sobre la marcha.
  5. Seguir, medir y perfeccionar. Haga un seguimiento de la participación y las experiencias de las personas para seguir perfeccionando el contenido de forma ágil.

Con un mayor distanciamiento físico, lo digital se ha convertido en una herramienta fundamental para permitir las conexiones sociales. La crisis crea oportunidades para innovar. Antes de lanzarnos a reaccionar, aprovechemos esta oportunidad para redefinir lo digital con un enfoque más centrado en el ser humano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *